Poemas
¡ UNA VISITA INESPERADA... !

jueves, 21 de octubre de 2004










Raramente acontece en la vida
un suceso como el que a mi
me ha sucedido...
Hace un año más o menos,
en los porches de las blancas galerias
acristaladas de mi villa,
entró un pequeño pajarillo
Un ave de los vallados,
que vive salvaje y en libertad
conocida con el nombre de carrizo,
que es la más pequeña de las aves
que existen,...

Durante meses y meses
todas las noches vino a buscar cobijo
y reposo a los luminosos porches,
entre la selva de plantas que allí hay,y
todas las mañanas yo le abría las puertas
para  que saliese a volar,
para atardecer,todas las noches él,
libremente, por voluntad propia,
regresaba a su nuevo “ Hogar” ...

Llegó a mi vida en Marzo, con el inicio de la bella
Primavera
Y lo encontré muerto,
en los Porches, un triste dos de Noviembre,
Lo cual me hizo llorar y regresar a la soledad.
Me produjo un inmenso dolor,
pues soy proteccionista y quizá amo en
demasía a los animales...

En la pequeña ciudad donde temporalmente resido
no logré encontrar ni un sólo
taxidermista,
pues pensé al animalito disecar,
para mientras viviese poderlo recordar y contemplar.
Tuve que desplazarme
a quinientos kilómetros de mi hogar,
estar unos días ausente
para a él regresar
ya con el pajarillo disecado a mi hogar...

Lo coloqué en el Salón
en un lugar muy visible,
para deleitarme en su contemplación
y recordarlo con ilusión y emoción.
Y así pude disfrutar de ella
un año, más o menos,
pues aconteció...

(y esta esta es otra  historias que un día les contaré...)

que un día de terrible lluvia
recogí  de la calle  a una gatita
con dos gatitos, sus hijitos,
de un mes más o menos,
y como ya tengo seis perros
decidí alojarlos en los porches,
lejos de los perros
para que no les  hicieran daño.
donde ellos aún viven,
hoy en día,
y son felices,
que la mamá y sus hijitos
que son simpáticos, pero muy revoltosos
y  destrozones,...

Un día de Agosto  que yo salí a la Playa
y las puertas del salón dejé abiertas
con las verjas cerradas para protección
de la casa,
al regresar horas más tarde, vi que
los gatitos estaban jugando por el Salón
me llevé un gran disgusto
pues con mi pajarillo dieron
y su cabecita  hicieron desaparecer
no logrando encontrarla,
lloré de tristeza
y he pensado en llamar
al taxidermista
para ver si le puede acoplar
la  cabecita  de otro carrizo
Y así restaurar
A mi añorada avecilla.

Y entonces ha surgido
la duda,
Al comentarlo con mis amigos
unos dijeron ... ¡ No!
No hagas eso, porque así ya no será
tu pajarito.
Otros, por el contrario les pareció
una buena idea,
Algunos me dijeron incinerar los restos
del pequeño pájaro y dispersar sus cenizas
por el jardín...
Si hago esto ya nunca lo podré
Volver a verlo,
pues me quedaré sin sus restos...

Por ello, si bien a muchos les parecerá
un absurdo, pero entre aquellos que como yo
aman a los animales,
he decidido hacer
una encuesta para saber
¿Qué harían Uds. Con el animalito
si fuese el suyo?

¿ Enterrarlo o incinerarlo?
            ¿ Restaurarlo?
       ¿Conservar sus restos?

Amigos míos, Proteccionistas y ¡ Poetas!
les ruego una respuesta
a los que me lean...

¡ Gracias!


        *^.^*

Ann Louise Gordon
Musica
LUIS MIGUEL

Dirección imagen
https://www.absolutviajes.com/wp-content/uploads/2012/07/carrizo-de-invierno.jpg


Comentarios sobre este poemaEnviar a alguien
Deja tu opinión:
Usuario:      Contraseña:           Registrarse

Buscar poema introduciendo algún elemento del título o de su contenido:

Lista de los últimos poemas         Lista de categorías




  Inicio | Biografía | Poemas | Chat | Música | Libro de visitas | Enlaces | Registro  
Fondo musical: http://www.midi.cl/midi/solamente.mid
Agregar a Favoritos
Recomienda esta web
© Ann Louise Gordon Stewards 2021

contador gratis para blog