Poemas
La Bella durmiente del bosque (BALLET)

lunes, 26 de febrero de 2007




                                                      
Fue un beso de amor
el que, a la princesa, de su letargo
despertó...  





Tal como había vaticinado el Hada de las Lilas
el conjuro de la perversa Carabosse
a la princesita de los cabellos de oro
y  ojos de cielo
no mató.
Tan sólo, por cien años  la aletargó
y con ella, a los reyes, súbditos
y reino.



La princesa, ya  adolescente,
no era atolondrada, como
Citaba Perrault, en su versión,  sino inteligente
Como aseguraron los hermanos Grim
Por culpa del maleficio,  con el huso se pinchó
Y en un inclemente letargo fue sumida,
Tendida en su lecho, entre flores,
el tiempo establecido,  dormida yació




Pero tras los cien años
Por el reino, paseaba un día, el valiente príncipe
Desire, en compañía de sus amigos,
Conocedor de  la leyenda de Aurora
“La bella durmiente del bosque”
llegó.
Sin temor a los espinos que envolvían
el castillo
Hacía el lecho de la princesa se dirigió,
A sus plantas  con deleite se postró
¡Oh maravilla!
¡Que  bella  princesa- pensó-
Y sin poderlo evitar, de ella
perdidamente se enamoró.
Un encendido beso de amor
en su boca depositó
Y, con Aurora
todo el reino despertó
con alegría
a la vida  volvió
Y feliz, un no, lejano día,
con el príncipe se
desposó…




   *

  
AnnyLouisE
Copyright © 2005    
Image

https://es.images.search.yahoo.com/










Comentarios sobre este poemaEnviar a alguien
Deja tu opinión:
Usuario:      Contraseña:           Registrarse

Buscar poema introduciendo algún elemento del título o de su contenido:

Lista de los últimos poemas         Lista de categorías